make your own website

EL NUDISMO

El nudismo es una opción totalmente natural. Cualquier persona que lo practique te dirá que ayuda a equilibrar la mente y a disfrutar mucho más de cualquier experiencia, actividad o vivencia que tengas si estás desnudo. Y, aunque no te estará contando ninguna mentira, el nudismo es eso y mucho más.
Nudismo es, ante todo, una ideología cuya forma de exteriorización (estar desnudo) y su práctica debe entenderse amparada por el derecho a la libertad ideológica. Y al formar parte de un derecho fundamental, los poderes públicos solo podrían limitarlo por ley orgánica y no como, por desgracia, ocurre en algunos lugares de nuestro país, donde ese derecho se ha visto vetado por simples ordenanzas municipales. El nudismo, para todos aquellos que lo practicamos, es una forma de expresión como tantas otras, intrínsecas al ser humano y así está reconocido por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos. 
En muchos casos, al practicar nudismo, entendido como sentir gusto al permanecer desnudo siempre que se pueda, las personas evolucionan hacia el naturismo. El naturismo, que además incluye también el respeto y el amor por la naturaleza y por una forma de vida, alimentación y hábitos más saludables, va de la mano del nudismo. Hoy en día, ambas acepciones son usadas y aceptadas para referirse de igual manera al desnudo social. 
Hay todavía quienes no pretenden verlo así. Quienes creen que son conceptos distintos. Pero no te lleves a engaño: Una playa nudista y una playa naturista son exactamente lo mismo. Por lo que, en nuestra playa (ya la llames nudista o naturista) de Cantarriján, el desnudo siempre estará presente.  
También, el practicar nudismo contribuirá a la mejora de tu buen humor y de tu autoestima. Te darás cuenta de que aquello no tiene nada que ver con el exhibicionismo ni con cualquier tipología de connotación sexual implícita. 
Gracias al desnudo social pasarás a verte, y a ver a los demás, con total naturalidad, olvidarás los complejos y lograrás aceptarte. Equilibrarás a partir de aquí tu psíque y cambiará tu percepción mental de muchas cosas, lo que repercutirá también en tu salud física.  
En la experiencia del nudismo se eliminan las etiquetas. Las personas que lo hacen se libran de la ropa y, por tanto, de cualquier etiqueta que, no sólo los demás, sino también nosotros mismos nos autoimponemos a lo largo de nuestra vida. Tampoco importa la clase social, ni el nivel adquisitivo. Da igual como te vistas o cual sea tu opción social, tus preferencias sexuales o políticas. Importa que todas las personas son iguales. Todas están desnudas, y esa es la esencia principal del ser humano. Todos son camaradas nudistas y forman parte de una misma comunidad. 
Mobirise

Hacer nudismo se convierte también en toda una experiencia de sensaciones. Cuando te bañes desnudo por primera vez en el mar te darás cuenta de lo desagradable que era tener un bañador mojado sobre ti. Siempre pegajoso y sin secar bien del todo. Sentirás el sol en tu piel y serás más libre. Serás más feliz. La mayoría de gente que prueba esta experiencia no vuelve a colocarse un traje de baño nunca más para ir a la playa.  

Además, si decides practicarlo acompañado crearás un vínculo muy cercano con esas otras personas nudistas. Vínculo que os unirá en cuerpo y alma y en el que conseguiréis más confianza y complicidad en vuestra vida cotidiana. También para los niños resulta muy beneficioso, pues aprenderán a ver el desnudo como algo natural, lo que les ayudará a tener una vida mucho más saludable en su vida adulta y a no adquirir prejuicios de ningún tipo hacia nadie.  
Otra opción, ésta de carácter totalmente práctico, es que, al tomar el sol desnudo, no tendrás que preocuparte nunca más de las antiestéticas marcas. Se trata de un detalle estético, pero también es un punto a favor. El bronceado será totalmente uniforme y no tendrás que soportar las horribles marcas blancas del bañador.
Ganarás también en tiempo y podrás relajarte más, pues no tendrás que estar pendiente de subir o bajar tu bañador o bikini para broncearte al máximo, pero sin dejar de estar cubierto por tu traje de baño. Y además, ahorrarás muchísimo en trajes de baño, ya que no volverán a hacerte falta.
Si nunca lo has hecho y hoy, después de leernos, estás pensando en probar, tendrás que liberarte de todos los prejuicios que conoces. Cuando te hayas librado de ellos vas a hacer frente también a tus complejos. Y los vencerás, sin ninguna duda, liberándote de una pesada carga en tu vida que, de repente, ha dejado de condicionarte. Ni para practicar el nudismo ni para ningún otro aspecto de tu vida.
Así que, ¡ Sé bienvenido a la comunidad nudista !, ¡ sé bienvenido a AAPNC !.